Afectados por los valores catastrales y la regularización, molestos con el PVRE

Los dos colectivos ciudadanos expresan sus principales quejas en torno a la elaboración del nuevo PGOU

noticia

La Asociación Iniciativa por un IBI y una Chiclana Real expresaron ayer públicamente su malestar ante el nuevo Plan General de Ordenación Urbana. Sobre zonas verdes, inundabilidad, viales y vías pecuarias ya preparan una batería de alegaciones para presentar en los próximos días. También lamentaron la «falta de participación ciudadana» con la que se ha elaborado el documento urbanístico.

Sobre el Partido Vecinal Regionalista, indicaron que «muchos lo votamos y esperábamos que hicieran algo, pero hasta ahora sólo lo han empeorado y se han llenado los bolsillos». Así se expresó María Jesús Santamaría Franco, que mostró su malestar porque sus dos parcelas de 10.000 metros cuadrados en La Quinta del Sotillo se ven ahora afectadas por carreteras, zona verde y equipamientos.

Por otra parte, la plataforma de vecinos afectados por la regularización urbanística, tras el encuentro «a toro pasado» con Urbanismo para conocer los detalles del Plan General, también adelantó que trabaja en sus alegaciones.

Sus conclusiones fueron que los costes de regularización que se barajan «superan con creces a los ofrecidos por el PVRE», también que el Consistorio «ha tirado la toalla» en la defensa de los fondos del convenio con la Junta de Andalucía de financiación del ciclo integral del agua. Y señalaron los altos costes que pueden suponer los excesos de edificabilidad y parcela para los propietarios.

La plataforma añadió que Urbanismo «reconoce la necesidad de nuevos estudios de inundabilidad» para rebatir a la Junta y se mostró en desacuerdo con que se posponga «por instrucciones particulares» el avance de asentamientos enmarcado en el Decreto 2/2012 porque «crea indefensión».

Prensa – La Voz Digital

Un pensamiento en “Prensa – La Voz Digital

  • 10 marzo, 2014 a las 20:57
    Enlace permanente

    Lo del pure ha sido no solo un engaño , sino una estafa electoral. Qyue manera de engatusar a la gente en la campaña de las municipales diciendo y prometiendo cosas que iba acer y que vemos tras dos años y medio que no ha hecho nada de nada, solo ocupar el sillon de concejalas y llevarse calentito todos los meses 3.511 euros a su casa sin trabajar por los vecinos de Chiclana que les votaron..

    ¿Con qué rostro se van a presentar en las próximas elecciones?, ¿Y que dice miguelito, tan callado ahora viendo como sus concejalas no le hacen ni caso, apegadas al marin todos los días diciendole éste lo que tienen que hacer y cuando tienen que hablar y lo que tienen que decir?. Habla hombre o te has quedado mudo?

    Responder

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.