El Ayuntamiento lanzará un bando de las revisiones catastrales «parciales y totales»

La concejala de Hacienda aclara que entre 2014 y 2015, unos 15.000 vecinos se beneficiarán de una bajada del 56% y todos los chiclaneros, de un 29%

casadosRecien casados se acercan a la mesa de IBI y firman

«El alcalde de Chiclana, Ernesto Marín hace saber que…» De una fórmula similar a esta, y ya sin alguacil que lo vocee, arrancará el bando municipal que el Ayuntamiento de Chiclana quiere lanzar en estos días para informar de la revisión de los valores catastrales. Así lo informó ayer la concejal de Hacienda, Ascensión Hita, en una pretensión que persigue «llegar a todos los vecinos» y acabar con la incertidumbre, las dudas y las informaciones cruzadas que hay desde hace semanas en torno a las bajadas que experimentarán los recibos de los vecinos.

En este sentido, desde hace días los vecinos afectados por la revisión están recibiendo «una carta del Ministerio de Hacienda en la que venía una clave y una vez que va a la Sede Electrónica o al Ayuntamiento puede descargarse un documento», explicó Hita. La idea de hacer un bando municipal que se distribuirá en todos los puntos de interés de la localidad es llegar hasta los vecinos del extrarradio «que tienen problemas para recibir el correo».

De hecho, se estima que son unos 15.000 vecinos los que se verán afectados por esta revisión parcial. Sin embargo, Hita dio un paso más para explicar que en 2015 está bajada irá acompañada también «de una revisión total que supondrá un descenso del 29% para todos los chiclaneros». Esta aclaración surgió como respuesta también a las declaraciones realizadas por Izquierda Unida días atrás al informar de que incluiría en su programa «una revisión total de los valores catastrales». Igualmente, la revisión total es uno de los caballos de batalla de la Asociación Por un IBI Real.

En su comparecencia Hita explicó que «en la zona de extrarradio ya se aplicaba un 80% del IBI porque se consideraba que estaba en el extrarradio». Así, Hita puso como ejemplo una vivienda en suelo urbano no consolidado, «que en 2013 tenía un valor catastral de 132.000 euros, para pasar a los 96.000 aproximadamente en 2014, tras la bajada del 27%; y a los 56.000 euros en 2015, ejercicio en el que se hará efectiva la revisión parcial, para corregir los desajustes urbanísticos, y la revisión total del 29 %, que afecta a todos los chiclaneros».

Así las cosas, la concejal tildó como «logro histórico» bajar los valores catastrales tres veces en dos ejercicios, «con la revisión parcial y con un descenso del 56% en los valores catastrales relativos a 2014 y 2015». A eso hay que sumar otro beneficio aclarado ayer por la concejal: «Con dicha bajada en los valores catastrales, hemos conseguido que los recibos recojan un valor de las propiedades que es la mitad del valor del mercado, es decir, adaptamos lo que pagan los chiclaneros a la realidad urbanística actual». Eso, permitirá que algunos vecinos «puedan volver a acogerse a ayudas o becas que antes no les era posible» por dichas valoraciones por encima de lo real.

Hita aprovechó para sacar pecho de la gestión municipal en Chiclana al considerar que la situación es «única». «Otros ayuntamientos han congelado pero no bajado», apuntó antes de valorar que «el actual equipo de gobierno es el único que ha bajado los valores catastrales en el Ayuntamiento de Chiclana».

Prensa – La Voz Digital

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.