EL AYUNTAMIENTO RATIFICA LA “FALTA DE TRANSPARENCIA Y DE RESPUESTA” CON EL DEFENSOR DEL PUEBLO ANDALUZ

La Asociación Iniciativa Social por una Chiclana y un IBI Real critica el comportamiento municipal en este asunto.-

“El tiempo da y quita razones”. Así describe la Asociación Iniciativa Social por una Chiclana y un IBI Real la “falta de transparencia” del equipo de gobierno en el Ayuntamiento de Chiclana (PSOE/Ganemos), “para restringir el derecho a la información pública a la oposición, colectivos, asociaciones y ciudadanía en general.”

Esta vez es el propio Jesús Maeztu, Defensor del Pueblo Andaluz, quién lo corroboró por escrito a la asociación el pasado 16 de octubre de 2017. Dice la asociación que “el 7 de septiembre, el Defensor mandó un escrito al Ayuntamiento, con la necesidad de resolver, expresamente, sin más dilaciones, los escritos de petición por registro de entrada general en el Ayuntamiento formulados por este colectivo, con fechas 30 de junio de 2015, 5 y 12 de mayo, 7 de septiembre, 10 de octubre y 10 de noviembre de 2016”

El 16 de octubre es el adjunto al Defensor del Pueblo Andaluz, Luis Pizarro Fernández, quien se pone en contacto con la entidad chiclanera por escrito: “El Ayuntamiento de Chiclana dado el tiempo legal transcurrido, sin que se haya dado respuesta a la petición del DPA, vuelve a reiterar al Consistorio la necesidad de resolver dicha información y petición solicitada”.

Afirma este colectivo que la petición requerida, por segunda vez consecutiva, por el Defensor Pueblo Andaluz al Consistorio local, no les sorprende “desde que llegó José María Román a la alcaldía, el compromiso electoral del PSOE de Chiclana ha sido el garrote”.

El buen gobierno del que tanto hacen gala (alcalde, portavoz de gobierno, Cándida Verdier, y restos de delegados), lo miden con un “barómetro atmosférico” de sometimientos al ciudadano, que poseen encima de su despacho: “Todo depende de esa medición como método de predicción de lo que el actual (mal) gobierno admitan o no a trámite, a la hora de dar una respuesta, aceptar una propuesta o lo que les venga en gana, en tiempo y forma”.

HONESTIDAD Y LA HUMILDAD

Asegura la entidad chiclanera que “el actual gobierno local (PSOE/Ganemos) siempre insiste en que sus políticas van orientadas a la participación, el consenso y la transparencia”.

Lo que nunca cuenta, es que si las peticiones de derecho a la información pasadas por registro general de entrada a la administración local, no son del gusto del Román, la ley 19/2013 de 9 de diciembre, sobre transparencia, acceso a la información y buen gobierno, o la ley 1/2014 de 24 de junio, de Transparencia Pública de Andalucía, “coge y te cierra la ventana para que los ciudadanos no puedan saber con detalle la gestión municipal, analizar y obtener sus conclusiones (datos presupuestarios, gestión económica, subvenciones, contratos…), colgando en la web municipal solo la parte que le interesa, o en otros casos, sin estar actualizados”.

Este colectivo asevera que el problema radica en el ADN de Román y su desgobierno, “la honestidad y la humildad de dicho gobierno brilla por su ausencia. Román utiliza su bastón de mando en el Ayuntamiento, para no poder avanzar hacia una mejor gestión pública, alinear estrategias para racionalizar recursos personales y materiales, mediante el recurso de formulas conjuntas”.

“Ese lenguaje José María Román nunca lo entendió ni lo entenderá, aunque el Defensor del Pueblo Andaluz, Jesús Maeztu, y su adjunto, Luis Pizarro Fernández, se lo recuerde”, afirma la asociación.

Prensa – Puente Chico

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.