El PSOE califica la situación económica del Ayuntamiento de «muy alarmante»

El delegado de Hacienda asegura que la deuda actual del Consistorio asciende a 185 millones de euros Afirma que si no se toman medidas, que anunciarán en breve, no se podrán afrontar los gastos

De alarmante, desagradable, irresponsable, temeraria, nefasta y desoladora tildó ayer el nuevo delegado municipal de Hacienda, Joaquín Guerrero, la actual situación económica municipal y la gestión que de las cuentas del Consistorio ha llevado a cabo el anterior equipo de gobierno del PP.

«La situación económica del Ayuntamiento es muy alarmante y la sensación que hemos tenido al comprobar los datos municipales es muy desagradable», con estas palabras definió Guerrero los resultados del análisis realizado en los últimos días de datos económicos facilitados por los servicios de Intervención y Tesorería municipal, añadiendo en este sentido que «no queremos entrar en ningún tipo de guerra sucia de declaraciones entre miembros de diferentes partidos, sino limitarnos a exponer los datos fríos e irrebatibles facilitados por los técnicos municipales y que reflejan la situación económica del Ayuntamiento, y ponernos a buscar soluciones, que para eso nos han votado los ciudadanos».

En lo que a las cifras se refiere, el responsable de Hacienda recordó que «en junio de 2007, el Gobierno socialista dejó al nuevo equipo de gobierno presidido por Ernesto Marín una caja con un importe de 9.794.743,50 euros. Cuatro años después, es decir, tras el último gobierno encabezado por José María Román, el arqueo de caja era de 19.138.860,53 euros. Sin embargo, el último Gobierno del PP finalizó su mandato el pasado 13 de junio con una caja de solo 3.883.384,69 euros».

«Si tan buena gestión económica ha llevado el PP en estos últimos cuatro años -continuó Guerrero- imagino que el importe hubiera sido muy superior, por lo que tenemos que entender que la gestión del PP ha sido de todo menos buena».

En cuanto al estado de ejecución del Presupuesto municipal, es decir, la diferencia entre ingresos y gastos, el edil del PSOE destacó que «el año 2013 finalizó con un superávit de 21.078.642,60 euros, sin embargo, solo un año después, el estado de ejecución pasó a un déficit de 1.918.568,43 euros, es decir, una diferencia con respecto al año anterior de 23 millones de euros». «Pedimos un informe de Tesorería sobre la previsión para el presente año 2015 y las estimaciones son que tendremos un déficit de un millón y medio de euros», indicó el delegado de Hacienda, quien recalcó que «por eso, esa magnífica gestión económica del PP no la vemos por ningún lado».

Asimismo, desde el PSOE se muestra su sorpresa tras el análisis de los datos argumentando que «a sabiendas de que los resultados indicaban que la economía del Ayuntamiento estaba mermada, se han llevado a cabo una serie de medidas que entendemos temerarias y de una irresponsabilidad política incalificable», lamentó Guerrero Bey, quien recordó que el 71 por ciento de los ingresos del Ayuntamiento son procedentes del IBI. «A sabiendas de que en 2014 el resultado había sido deficitario y de que iba a suceder lo mismo en este 2015, el anterior Gobierno llevó a cabo medidas ilógicas, entre ellas, reducir ingresos como el IBI», criticó, concluyendo en este sentido que «evidentemente tan solo se trataba de una medida electoralista sin pensar en las consecuencias que la misma podía tener para la ciudad».

Por otra parte, en lo que al endeudamiento financiero se refiere, éste se encuentra en el 128,82 por ciento, según los datos ofrecidos por Joaquín Guerrero, «cuando el límite por Ley está en el 110 por ciento», explicó. «Cuando el PP recibió el Gobierno municipal, el endeudamiento del Ayuntamiento era del 63,32 por ciento, es decir, menos de la mitad del que actualmente tenemos, una situación en la que se incluye una deuda con grandes empresas de unos 11 millones de euros, más otra deuda con proveedores de unos 4 millones de euros. Todo ello, sin olvidar que la deuda con los bancos ha pasado de 80 a 110 millones de euros».

«Si estas cifras ya son destacables, más significativo aún es el endeudamiento existente, sobre el cual estamos abrumados», expresó el delegado de Hacienda, explicando en este sentido que «la deuda del Ayuntamiento ha pasado de 156 millones en 2011 a 185 millones en junio de 2015, es decir, casi 30 millones de euros más en solo cuatro años». «Esto supone claramente que el Plan de Ajuste de 2012 a 2022 que aprobó el PP, con el fin de ajustar las cuentas y someter el gasto, se ha incumplido totalmente, puesto que estamos más endeudados que antes», recriminó el concejal socialista.

En esta línea, Guerrero quiso explicar que «este año se daban tres circunstancias que no ocurrirán en los próximos años. Por un lado, la previsión de recaudar 1,9 millones de beneficio del Cementerio Mancomunado, que no se van a pagar 3,5 millones de euros a Chiclana Natural por la tasa de basura y que habrá otro ahorro de 3,5 millones de euros de carencia por préstamos. Estas tres circunstancias, que suponen un ahorro de nueve millones de euros, sucederán en este 2015, pero no el año que viene, y son con esos nueve millones con los que el anterior equipo de gobierno ha estado jugando».

Por último, en lo que al balance de cuentas se refiere, desde el PSOE se califica de «mala fe y sensación de desolación» el hecho de que «pese a estos datos, a ello hay que sumar que el anterior Gobierno del PP llevó a cabo desde el 1 de mayo de 2015 al 13 de junio de 2015, es decir, en el último mes y medio antes de la llegada del nuevo Gobierno, unos pagos por valor de 11.200.000 euros, unos datos absolutamente escalofriantes, porque en un mes y medio se ha gastado el Ayuntamiento más de 11 millones de euros, lo que implica atar de pies y manos al nuevo Gobierno», indicó Joaquín Guerrero Bey, quien añadió que «en estos momentos se han cubierto totalmente los gastos del presente año». «Se ha actuado de una forma irresponsable y de muy mala fe, que nos llevará a que el resto del año tengamos que actuar como podamos, con una situación absolutamente desoladora y atados de pies y manos», lamentó.

Une vez analizados estos datos, y en base al informe de Tesorería para 2015, el edil del PSOE aseguró que «con lo que viene por delante, el tesorero ha informado de que el déficit de liquidez previsto para final de este año es de más de seis millones de euros y que es necesario llevar a cabo medidas presupuestarias para incrementar los ingresos o disminuir los gastos. Además, en caso de no tomar medidas, no se podrá cumplir el plazo de pago a proveedores de 30 días».

«O se adoptan medidas, o no vamos a poder afrontar los pagos habituales del Consistorio, como los de personal, bancos o servicios municipales, por lo que en dos semanas convocaremos una mesa presupuestaria en comisión informativa para adoptar las actuaciones necesarias, unas medidas que posteriormente presentaremos a los agentes económicos de la ciudad», concluyó Joaquín Guerrero.

Prensa – El Diario de Cádiz

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.