Román: «Ahora hay mucho trabajo por hacer»

El nuevo alcalde del PSOE ofrece «diálogo sincero» tras ser investido con el respaldo de IU Marín dice que el PP se marcha con «la cabeza alta, el deber cumplido y muy ligero de equipaje»

El Pleno de investidura del socialista José María Román como alcalde de Chiclana se desarrolló ayer en el Ayuntamiento sin estridencias ni discursos malsonantes. Todo transcurrió dentro de la normalidad democrática que requiere un cambio de gobierno, que ahora pasa a manos del PSOE tras arrebatar la alcaldía al PP que en estos dos últimos años gobernó en coalición con el Partido Vecinal Regionalista (PVRE).

Así, el acto para la elección de Román como alcalde no se desvió del guión previsto al contar con los votos a favor de su agrupación, más los tres de los concejales de IU, quienes ya anunciaron públicamente su apoyo al candidato socialista. Por su lado, los ocho ediles de PP optaron por la candidatura de Ernesto Marín y las formaciones Por Chiclana sí se puede y Ganemos Chiclana, con dos y un concejal respectivamente, se abstuvieron.

Así, el cabeza de lista del PSOE fue designado alcalde de Chiclana por mayoría absoluta ante el reiterado y largo aplauso del público que asistió a este momento histórico de la política local, al que también acudieron, entre otros cargos, el vicepresidente en funciones de la Junta de Andalucía, Manuel Jiménez Barrios, la parlamentaria del PP, Teresa Ruiz Sillero, y la delegada territorial en funciones de Cultura, Deporte y Educación, Cristina Saucedo.

El ex alcalde, Ernesto Marín, se encargó de entregar el bastón de mando de la ciudad a José María Román, quien con satisfacción recibió el reconocimiento de sus compañeros de filas y del público que abarrotaba el Salón de Plenos, así como de las personas que siguieron el desarrollo de la investidura desde el atrio del Ayuntamiento a través de una pantalla.

En su intervención, José María Román trasladó su disposición «al diálogo sincero» con los grupos de la oposición y los colectivos sociales de la ciudad y reiteró una serie de medidas para los próximos cuatro años de las que ya ha dado cuenta desde que era concejal en la oposición. Los ejes en los que basará su gestión lo resumió en una frase: «Nos tenemos que volcar en el empleo y en los servicios básicos a las viviendas sin regularizar».

No obstante, comenzó su discurso agradeciendo a los concejales de IU el apoyo prestado para su investidura como alcalde, así como a todos esas personas que con sus votos le han colocado una vez más en el sillón de la alcaldía chiclanera.

Para el empresariado de Chiclana dedicó también unas palabras al entender que es un sector clave para la creación de puestos de trabajo: «Tenemos que ir en búsqueda de una nueva economía y trabajar para el fortalecimiento de las empresas, así como en la formación, siendo el Hotel-Escuela de Fuentemar el buque insignia».

En esta línea, Román hizo constantes alusiones a la generación de trabajo en la ciudad: «Pondremos en marcha planes y una bolsa de empleo para atender tanta desesperanza que hay en la calle». Para ello, invitó a los grupos de la oposición a presentar sus ideas en esta línea. Aparte matizó que todas las propuestas «serán debatidas y no habrá cortapisas ni informes que impidan el debate político», afirmó.

Sobre el Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) dijo que trabajará para que «económicamente sea viable y convocaremos la comisión de seguimiento». Al mismo tiempo lamentó que el anterior gobierno del PP-PVRE no convocara las reuniones de este órgano. Asimismo, habló de mejoras de los servicios públicos en el sentido de intentar municipalizarlos «para que las grandes empresas no se lleven el dinero fuera de Chiclana».

El alcalde manifestó de manera muy superficial algunos cambios en la Delegación de Urbanismo, las empresas municipales de Chiclana Natural y Emsisa. En esta última fue más explícito anunciando que en la misma se incorporará el área de Fomento y que entre sus cometidos se contemplan las gestiones que se realizarán con los bancos sobre las viviendas vacías, «es un objetivo social de justicia», recalcó.

Por supuesto, el poblado de Sancti Petri no pudo faltar en el transcurso de su alocución en la línea que ha defendido como edil en la oposición; es decir, apostó una vez más por la rehabilitación de este enclave como zona de ocio y turística «donde todo el mundo se sienta cómodo». Otro de los asuntos en los que puso especial énfasis fue en el Centro de Salud de Los Gallos. «Sin excusas acometeremos las obras de apertura de este equipamiento sanitario», indicó.

Con todo ello, Román acabó su intervención con un mensaje a la ciudadanía y a su nuevo equipo de gobierno: «A partir de ahora tenemos mucho trabajo por hacer», concluyó acompañado de un sonoro aplauso del público.

Por su parte, Ernesto Marín, tras felicitar a José María Román, defendió en su discurso su gestión y la de su equipo de gobierno desde que accediera a la Alcaldía en 2011, «hemos trabajado muy duro durante estos últimos cuatro años», manifestó el ya ex alcalde del PP, quien quiso destacar que «dejamos el gobierno con la cabeza muy alta, con el deber cumplido y muy ligero de equipaje».

En este sentido, hizo un extenso recorrido de su gestión, destacando que cuando llegaron al Ayuntamiento «nos encontramos con una deuda importantísima». Además, señaló que también se ha reducido el paro en 1.500 personas, si bien admitió que no es suficiente. Al respecto, aseguró que solicitó las competencias municipales al Gobierno andaluz para llevar a cabo planes de empleo en la ciudad, «pero la Junta no las concedió y usted -en referencia a Román- sí podrá hacer esos planes porque la Junta le ayudará».

También, resaltó la elaboración del PGOU y, por otro lado, los logros «en la revisión de los valores catastrales que han traído una bajada en el Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) de un 26%, así como la rebaja en impuestos».

Cuestionó la municipalización de servicios públicos como el de la limpieza, «estamos deseando saber como resolverá este tema», expresó Marín, quien aprovechó la ocasión para realzar el trabajo de Emsisa durante su mandato, «no ha habido ni un sólo desahucio en esta empresa municipal durante cuatro años por mucho que se empeñen algunos en lo contrario».

Del tranvía, señaló que quiere «pasar página» tras reconocer que ha sido uno de los asuntos «más dolorosos desde que entré como alcalde». Igualmente, defendió que por vez primera «se despolitizara» la polémica sobre el poblado de Sancti Petri y redundó en el nombramiento de Chiclana como Ciudad Europea del Deporte. Marín, deseó a Román «mucha suerte porque también será la de los chiclaneros».

Prensa – Diario de Cádiz

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.