EL TRIBUNAL SUPREMO ANULA, COMO SE PREVEÍA, EL PGOU DE CHICLANA POR DEFECTO DE FORMA

Le seguirán muchas sentencias más, demostrando el nulo apego que Román y el PSOE tienen a respetar la ley, así como su cabezonería en hacerlo mal a sabiendas.-

Lo que se preveía con el PGOU de Chiclana por parte del Tribunal Supremo ya se ha confirmado: La Sección Quinta de la Sala de lo Contencioso-Administrativo desestimó los recursos de casación interpuestos por el Ayuntamiento y la Junta de Andalucía, confirmando la nulidad íntegra por defectos de forma de la aprobación definitiva parcial de la revisión del Plan General de Ordenación Urbanística aprobada en 2016.

Es el primero de los fallos en contra del Plan por parte del Supremo, ya que hay más entidades que denunciaron su ilegalidad ante el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA), que falló en el mismo sentido que alegaban los recurrentes, entre ellos los grupos Ecologistas en Acción y AGADEN. En próximas fechas irán saliendo más sentencias de este tribunal en el mismo sentido.

La nulidad de un plan por defectos formales es íntegra y no parcial, y la Evaluación Ambiental Estratégica (EAE), emitida poco antes de su aprobación, no fue correctamente tramitada al no haberse formulado en la fase preliminar del borrador del plan. Eso se lo dijeron los ecologistas al alcalde, José María Román, en un pleno, pero hizo caso omiso, con las consecuencias ya conocidas.

El Supremo ha confirmado la sentencia del alto tribunal andaluz aceptando el recurso de la empresa Cortijo de la Sierra, S. L. (la primera que dio a conocer también el TSJA), declarando la nulidad de pleno derecho de la Orden de la Consejería de Medio Ambiente –28 de noviembre de 2016– por la que se resuelve la aprobación definitiva parcial de la revisión del PGOU chiclanero, y de la Orden de publicación en el BOJA de la normativa de la revisión -22 de diciembre de 2016. Reseñar que entonces quien gobernaba en la Junta era el PSOE.

DEFECTUOSA TRAMITACIÓN DE LA EAE

El TSJA entendió que la aprobación definitiva parcial del plan rompía la coherencia e integridad del Plan General y que infringía la normativa comunitaria y nacional sobre la Evaluación Ambiental Estratégica (EAE).

El Supremo aplica su doctrina sobre los efectos de la declaración de nulidad de un plan por defectos formales en su tramitación, reiterando que los “vicios de procedimiento esenciales en la elaboración de los planes de urbanismo, comportan la nulidad de pleno derecho de todo el Plan impugnado, sin posibilidad de subsanación del vicio apreciado a los efectos de mantener la vigencia del Plan con una ulterior subsanación”.

Señala así mismo que en aquellos supuestos en que el vicio apreciado pueda individualizarse respecto de un determinado ámbito territorial del plan o concretas determinaciones, sin que tenga relevancia alguna respecto del resto de ese ámbito territorial, puede declararse la nulidad del plan respecto de esas concretas determinaciones,” sin que ello autorice a considerar la nulidad de pleno derecho subsanable con la retroacción del procedimiento”.

Según el Tribunal Supremo, cada uno de los defectos detectados “es, por sí mismo, determinante de la íntegra nulidad del plan, al no ser posible su restricción a un determinado ámbito territorial o a concretas determinaciones del mismo”. La Sala reitera que la defectuosa tramitación de la EAE en este caso, afecta a la totalidad del plan así aprobado, “pues a la totalidad del plan ha de referirse su evaluación ambiental”.

DIMISIÓN DE ROMÁN

El fallo del Supremo es similar a lo dicho en el de El Puerto de Santa María. El PGOU no puede aprobarse por partes y sin la Evaluación Ambiental Estratégica, que ha sido la causa principal de dicha anulación por el tribunal andaluz y en nacional. Esto se lo dijeron en varias ocasiones Toniza-Ecologistas en Acción Chiclana, AGADEN y algunos partidos políticos en los plenos municipales, pero eso al PSOE le importó un bledo.

Respetar la ley no es algo que le guste a los socialistas chiclaneros y a lo largo de los 36 años que llevan gobernando, con cuatro alcaldes distintos (Sebastián Saucedo, José de Mier, Manuel Jiménez Barrios y José María Román), lo han demostrado sobradamente. Este último es el responsable de los dos últimos y si tuviera un mínimo de vergüenza política presentaría su dimisión, lo mismo que Cándida Verdier y Ana González, edilas de Urbanismo en la redacción de los PGOUs anulados.

González tuvo la desfachatez de decir cuando el TSJA echó para atrás este Plan General, que era porque la EAE no se había hecho desde el principio. Mayor cinismo no cabe, porque sabía que sin ella sería anulado y así se lo dijeron los grupos ecologistas, a los que ella tiene mucho cariño.

¿Quién está contra el progreso de Chiclana, los ecologistas que pedían que se hiciera el PGOU ateniéndose a la ley o quien se la saltó alegremente como hizo la concejala citada y su alcalde, provocando los graves problemas que se nos avecinan, otra vez, con la anulación del Plan General? Está claro que esta delegación le queda grande, lo mismo que en su momento a Verdier, pero sobre todo, a quien le queda grande el Ayuntamiento es a Román, que no le importa caer una y otra vez en la misma ilegalidad.

MUCHOS MILLONES INVERTIDOS EN HACER ILEGALIDADES

Ahora habrá que pagar las costas de cada fallo, que rondarán los 2.000 euros cada uno, y con las denuncias efectuadas contra el PGOU, nos van a salir por un buen pico. Lo mismo que a la Junta de Andalucía, que fue de la mano del PSOE chiclanero en este despropósito.

Además de lo que nos ha costado la redacción de cada Plan (unos 4 millones de euros en total) y lo que habrá que abonar por la redacción de otro nuevo. Y los culpables (PSOE, Jiménez Barrios y Román) se irán de rositas y sin poner ni un euro, cuando ellos han sido los responsables de lo sucedido.

Lo que provoca indignación en el ciudadano y entidades que luchan porque se actúe dentro de la legalidad, es la actuación de los socialistas locales y principalmente la responsable de Urbanismo. Ana González ha estado todo estos meses tramitando temas urbanísticos como si no pasara nada, haciéndose propaganda de lo mucho y bien que ella y su partido trabajaban por solucionar el problema urbanístico, aprobando planes parciales a troche y moche, sabiendo que éstos no irían a ningún lado, como así ha sido.

Mientras la delegada hacía esto, pasaba olímpicamente de las denuncias de Toniza sobre la proliferación de las parcelaciones ilegales, así como de las numerosas edificaciones que se están llevando a cabo en el término municipal de Chiclana. ¿Quién no quiere lo mejor para nuestra ciudad, ella o los ecologistas?

FUENTE: http://puentechico1.blogspot.com/2021/09/el-tribunal-supremo-anula-como-se.html

Prensa – Puente Chico

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.