La deuda del Ayuntamiento roza los 175 millones de euros

Los técnicos prevén un déficit de 10 millones de euros en 2016, «si no se remedia», sobre todo, tras reducirse los ingresos por IBI en 13 millones

Hay verdades que son incómodas y en el actual Ayuntamiento lo saben. Si ya el alcalde José María Román aclaró en este medio que la deuda municipal era alta y «eso la gente debía saberlo», el equipo de gobierno decidió ayer dar un paso al frente ante las entidades de la ciudad y explicar el estado de las cuentas municipales. Así, los grupos políticos con representación municipal (a excepción del PP), el tesorero, interventor, viceinterventor y jefe del área de Rentas del Ayuntamiento, así como representantes de la Asociación de Empresarios y de la Asociación por un IBI Real participaron en la mesa Marco Presupuestaria, en la cual los técnicos municipales informaron a los representantes políticos y sociales de la situación económica del Consistorio chiclanero, así como estudiar las posibles soluciones y elaboración de los presupuestos de 2016.

«Los técnicos han expuesto todos los datos del área económica del Ayuntamiento y han mostrado los documentos que disponen sobre las cuentas municipales», indicó el delegado municipal de Hacienda, Joaquín Guerrero. Asimismo, recalcó que «desde Tesorería han indicado que, si no se remedia la situación en la que estamos, los ingresos para 2016 será de unos 53,5 millones de euros aproximadamente, mientras que los gastos serán cercanos a los 65 millones, lo que supondría un déficit de Tesorería superior a los 10 millones de euros, es decir, cifras muy importantes».

Respecto a la información expuesta por los responsables del área de Intervención, el delegado de Hacienda aclaró que « han indicado que es necesario aumentar los ingresos o reducir los gastos, puesto que el déficit presupuestario podría ser de unos 12 millones de euros». «Respecto al IBI liquidado en los últimos ejercicios, el jefe de Rentas nos ha aclarado que hemos tenido sucesivas bajadas de recaudación, pasando de 30 millones de euros en 2013 hasta los 17 millones en el presente año 2015», aclaró Guerrero. Así, indicó que «en apenas dos años se ha disminuido los ingresos en IBI en casi la mitad, lo cual justifica que las medidas adoptadas han sido económicamente temerarias y de una irresponsabilidad política sin parangón».

Además, según un informe del interventor de 7 de julio, la deuda total del Consistorio chiclanero, incluidas las empresas municipales, es de 174.693.481,38 euros, de los cuales 59.832.423,92 euros corresponden a deuda con acreedores no financieros y 114.861.057,46 euros a endeudamiento financiero. Así, la deuda del Ayuntamiento es de 130.415.104,38 euros, la de Chiclana Natural de 20.896.289 euros y la de Emsisa de 23.382.088 euros.

«El objetivo de esta mesa no era otro que informar del diagnóstico económico del Ayuntamiento a los grupos políticos y colectivos y que puedan aportar las soluciones que tengan a bien para estudiarlas en sucesivas reuniones», ha comentado Joaquín Guerrero, quien ha aclarado que «siempre teniendo en cuenta que las medidas debe adoptarlas el Gobierno municipal».

Prensa – La Voz Digital

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.