La Defensora del Pueblo apoya la revisión del IBI de los terrenos sin urbanizar

La Defensora del Pueblo, Soledad Becerril, ha solicitado al Ministerio de Hacienda que adapte el Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) de terrenos sin urbanizar a la sentencia del Tribunal Supremo de 30 de mayo de 2014, algo a lo que ya se adelantó el Equipo de Gobierno del Partido Popular en el Ayuntamiento de Albacete, que el pasado mes de junio ya anunció en rueda de prensa que había solicitado a la Gerencia Territorial del Catastro el inicio del procedimiento de valoración catastral de diversos sectores con el fin de adecuar a la situación actual del mercado el coste inicial de determinados suelos urbanizables, tanto residenciales como industriales.

Adaptación. La sentencia en cuestión señala que si un suelo se ha calificado como urbanizado pero no tiene las características de solar urbano (acceso a agua, luz, aceras, etc…) deberá tributar como suelo rústico.

De hecho, la legislación actual obliga a tributar por una finca como urbana desde que el catastro recibe la comunicación del nuevo planeamiento.

Muchos municipios, como fue el caso de Albacete, aprobaron un Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) en una etapa de expansión y desarrollo inmobiliario que en muchos casos no se ha desarrollado en su totalidad debido a la actual situación económica. Eso es lo que ha motivado que el Consistorio albacetense aprobara esta iniciativa, que en términos generales, supondrá una reducción de los valores catastrales de 2,2 millones de metros cuadrados correspondiente a varios sectores de la capital.

En concreto, se aplicará una rebaja del valor en los sectores 3, 4, 6, 7, 8, 9, 24 y 22, mientras que supondrá un incremento en la zona conocida como Camino de Pozomajano, de reciente urbanización, y en el sector 10 -ubicado entre el barrio de La Milagrosa y la carretera de Valencia-, y en el que el mayor propietario es el Ayuntamiento, a través de Urvial, junto al Gobierno regional y a la empresa estatal ADIF.

El valor catastral total de todos los bienes para los que se ha solicitado la rebaja o el incremento se sitúa, en este año 2014, en 144,8 millones de euros y, con los cambios previstos, pasará a ser de 36,9 millones, lo que supone un descenso del 74,47 por ciento y, en términos globales, de 107 millones de euros. El número de parcelas de todos estos sectores asciende a 391, de las que 95 experimentarán un aumento del valor catastral y 296 una disminución, siendo el número de propietarios afectados un total de 619.

ASOCIACIÓN IBI CHICLANA: La defensora del pueblo español tambien nos da la razón sobre lo que esta Asociacion venimos reclamando desde su inicio». ¿Y ahora que tienen que decir el PP y el PVRE, que seguimos engañando a los ciudadanos de Chiclana?

Prensa – La Tribuna de Albacete

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.