Valor catastral: ¿para qué sirve y cómo cambia en 2020?

¿Qué es el valor catastral?

El valor catastral nos da la valoración objetiva de un inmueble a partir de datos como la ubicación del inmueble, los metros cuadrados de construcción o los metros del terreno.  Para su cálculo, se tiene en cuenta el valor en el Catastro del suelo y el de la construcción.

Este valor suele variar todos los años, con la revisión anual en función de la evolución de la zona y de los precios. En los últimos años Hacienda y los ayuntamientos han aumentado la periodicidad de sus revisiones, ya que el periodo de actualización media llegó a estar en 21 años en 2013, con el 48% de los inmuebles con valoraciones anteriores a 2002.

¿En qué te afecta el valor catastral?

El valor catastral afecta directamente al cálculo de diversos impuestos, desde el IBI y la plusvalía municipal, hasta tasas autonómicas y estatales como el Impuesto sobre el Patrimonio.

¿Se paga más IBI si sube el valor catastral? El valor catastral es la base imponible del IBI, si bien existen mecanismos fiscales para controlar el efecto de la variación catastral en este impuesto municipal.

Así, según se explica en la página web del Catastro, la base liquidable del IBI se calcula aplicando de oficio una reducción decreciente durante diez años. Esta reducción es del 90% del incremento del valor catastral en el primer año de vigencia de la revisión, del 80% en el segundo y así sucesivamente hasta que en el décimo año se alcance una base liquidable igual al valor catastral revisado. Esto significa que, con carácter general, la base liquidable por la que se tributará en el primer año de vigencia de la revisión es igual al valor anterior (sin revisar) más un 10% del incremento de valor experimentado por el inmueble como consecuencia de la revisión.

Además, los ayuntamientos pueden establecer los tipos de gravamen, entre un tipo mínimo del 0,4% y un tipo máximo del 1,1% para los bienes inmuebles urbanos, y pueden aprobar una bonificación que limite el incremento individual de la cuota del IBI resultante de la revisión, de forma tal que este incremento no supere el porcentaje que decida el municipio. El período máximo de duración de esta bonificación es de 3 años.

Cómo ha cambiado el valor catastral en 2020

Grandes capitales como Madrid o Barcelona no van a ver cambios en el catastro, sin embargo sí registran aumentos otras como Valencia (+3%) y Sevilla (+2%). Se suman otras 12 capitales de provincia que aumentan sus valores un 3%: Gerona, Valladolid, Córdoba, Teruel, Palencia, Cádiz, Jaén, Logroño, Granada, La Coruña, Huelva y Tarragona.

El porcentaje de variación depende del año en el que actualizaron el catastro por última vez:

Aquellos municipios que lo hicieron entre 1984 y 1989 aplicarán una subida del 5%
Los que actualizaron en 1990 y entre 1994-2000; un alza del 3%
Para los que la última ponencia de valores es de entre 2001 y 2003, la subida es del 2%
Los que actualizaron entre 2005 y 2011 verán una minoración del -3%
Los que revisaron en 2012 y 2013, del -7%

FUENTE: https://blog.bankinter.com/economia/-/noticia/2020/1/22/valor-catastral-municipios

Prensa – Bankinter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.