Prensa – Puente Chico

LA “ASOCIACIÓN POR UN IBI REAL” SOLICITA PERSONARSE EN EL MEGA PROYECTO DE URBANIZACIÓN DE COSTA SANCTI PETRI

Denuncia el secretismo del alcalde, José María Román, acusándole de querer matar la gallina de los huevos de oro llenando de hormigón grandes zonas de árboles.-

La Asociación Por un Ibi Real se ha sumado al movimiento ecologista y vecinal, por la alarma social que ha causado en Chiclana el anuncio llevado a cabo por el alcalde, sobre un mega proyecto de urbanización en Costa Sancti Petri.

Se ha mostrado preocupada por la posible desaparición de uno de los pocos bosques de pinos piñoneros que quedan en nuestro litoral, hábitat de especies tan emblemáticas y amenazadas como el camaleón.

La asociación, como primera actuación ha solicitado “la personación y vista del expediente” de concesión de la licencia de obra a fin de clarificar si se ha cumplido con la legalidad vigente en su tramitación, así como el impacto negativo, estético y medio ambiental que, indudablemente, va a tener sobre éste paraje idílico de nuestro litoral, y del que poco queda ya en la costa gaditana.

Esta entidad considera “sorprendente” la forma de actuar del alcalde, y denuncia “el secretismo y la rapidez en la tramitación del expediente de concesión de la licencia de obra del mencionado mega proyecto de urbanización, del que se tuvo conocimiento por primera vez con la nota de prensa remitida desde el Ayuntamiento hace pocos días”.

Por ello, anuncia que se opondrá “con todos los medios a nuestro alcance a lo que consideramos una política irresponsable y cortoplacista de este Ayuntamiento, que de forma sistemática continúa eliminando las escasas masas boscosas que aún quedan en Chiclana, cuando precisamente éstas son uno de nuestros principales atractivos turísticos y el principal legado que podemos transmitir a las generaciones futuras”.

Asegura la Asociación del IBI que el alcalde, José María Román, “pretende matar la gallina de los huevos de oro, invadiendo de hormigón hasta el último centímetro del litoral, en perjuicio del bienestar de la inmensa mayoría, y en beneficio exclusivo, de una promotora, supuestamente de nueva generación, cuyo único objetivo, como el de las promotoras de toda la vida, no es otro que obtener el máximo beneficio económico, sin importarles lo más mínimo el irreversible daño medio ambiental y el futuro de nuestros hijos y nietos”.

Comparte esta noticia enShare on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Escribe un comentario