Prensa – Puente Chico

La “Asociación por un IBI real” presentó alegaciones a los presupuestos municipales de 2019

Acusa al alcalde, José María Román, de incumplir los acuerdos firmados con la entidad, así como de “falta de transparencia y obstruccionismo al ciudadano”.-

La Asociación Iniciativa Social por una Chiclana y un IBI real presentó alegaciones al presupuesto municipal y reiteró los incumplimientos del alcalde, José María Román, firmados con dicha entidad, como son el compromiso electoral y el convenio de colaboración firmados en su día.


Los presupuestos municipales para 2019 según dicha entidad “se han elaborado tarde y mal, prueba de ello, es que no constan en el presupuesto de gastos las cuotas sobre cotizaciones a la seguridad social del alcalde”.

Manifiesta la citada asociación que “lejos quedan aquellas declaraciones de Román en los medios cuando era candidato a la alcaldía en mayo del 2015” diciendo que “quiero un Ayuntamiento de cristal”, por aquello de la transparencia. Comentó que “hoy podemos comprobar la opacidad existente y la capa de hormigón de blindaje de nuestro Ayuntamiento, que lo separa de la ciudadanía. Román al igual que Donald Trump con su muro en las fronteras con México, tiene blindado el Ayuntamiento”.

Incidió la Asociación por un IBI real en lo sucedido durante estos cuatro años “con la falta de transparencia en la gestión, el obstruccionismo hacia la participación ciudadana, el oscurantismo y dilatación para facilitar información, la deslealtad y mentiras de un alcalde al no cumplir sus compromisos electorales, ni tampoco los convenios de colaboración que firma con la ciudadanía”.

TRABAS MUNICIPALES A DAR INFORMACIÓN

Continuó diciendo que “desde siempre ha sido norma iniciar los trámites de las Ordenanzas y del presupuesto municipal en el mes de septiembre para ser aprobados inicialmente en el pleno de octubre o bien en uno extraordinario a principios de noviembre, con el fin de tenerlos aprobados definitivamente antes del 31 de diciembre. Esto es lo que marca la Ley”.

Estos presupuestos “no van a ser los primeros que se pongan en vigor en enero de 2019, debido a que han sido elaborados tarde y mal y por ello van a recibir alegaciones y reclamaciones de esta entidad social”. Éstas se tendrán que ver en un pleno extraordinario en enero o bien, en el pleno ordinario del último jueves de este mes y luego, si es aprobado definitivamente, publicarse en el BOP y a partir de esa fecha entraría en vigor, “que suponemos será para el mes de febrero como muy pronto”.

Denuncia esta asociación que “no se nos ha puesto fácil el poder examinar el expediente. Solicitamos por registro información y documentación del mismo el día que fue publicado en el BOP, 28 de diciembre, que empieza a correr el plazo de tan sólo 15 días que dan. Pues bien, hasta el pasado día 11 de enero no se nos facilitó lo solicitado el 28 de diciembre, con lo cual tan sólo hemos podido examinarlo durante una semana”.

Se pregunta “¿qué trata de ocultar en los presupuestos Román para poner tantas trabas y obstaculizar el derecho de los ciudadanos a poder examinar un documento que es público, o debería ser público, y que afecta a todos los chiclaneros, porque se trata del dinero de todos los contribuyentes de Chiclana?”.

“A ROMÁN NO LE GUSTA LA DEMOCRACIA”

Señaló que “sabemos que a Román no le gusta la democracia, pero se sirve de ella, se aprovecha, y prueba de ello son las retribuciones que se puso nada más llegar a la alcaldía de cerca de un millón de pesetas mensuales. A esto habría que añadirle las asignaciones que recibe para gastos de representación, dietas para manutención, alojamiento y gastos de viajes, etc. Todo ello del presupuesto de nuestro Ayuntamiento”.

Agregó también que muy poco se sabe de las asignaciones que percibe como diputado provincial por asistir a plenos y comisiones en Diputación de Cádiz, y también como presidente de la Mancomunidad de la Bahía de Cádiz, “de ahí que le hayamos pedido información el pasado 10 de diciembre y aún no se ha dignado en contestar, ni creemos que tenga intención de facilitar esa información pública para que sea conocida por los contribuyentes chiclaneros, por eso decimos que es un alcalde que no cree en la democracia”.

Tanto es así, que en sus presupuestos elaborados y aprobados el pasado 21 de diciembre, “hemos detectado que en el presupuesto de Gastos no se contabiliza partida alguna para el pago de las cuotas a la Seguridad Social, es decir las cotizaciones del alcalde”.

Comparte esta noticia enShare on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Escribe un comentario