Prensa – Mira Chiclana

La Asociación IBI Chiclana pide conocer las retribuciones del alcalde
El colectivo afirma que se le ha negado esta petición que solicitaron por Registro

El pasado día 10 de diciembre se nos impidió presentar, como Asociación, vía Registro General la petición en la que demandábamos información sobre cantidades de dinero público y de otro tipo recibidas por el alcalde y relacionadas con su cargo público. Al parecer, por ley todas las asociaciones y otras entidades tenemos, que presentar nuestros escritos usando la ventanilla virtual, usando un certificado digital o similar. No obstante, la solicitud de información económica se la enviamos al Alcalde por correo postal con acuse de recibo.

No sabemos si, con este tipo de obstáculos, en vez de fomentar la participación ciudadana lo que están pretendiendo es eliminarla o restringirla.  En todo caso, dada la gravedad del asunto, hemos decidido tratar el tema con la máxima seriedad y, próximamente, esperamos tener noticias al respecto.

Hace ya tiempo que habíamos hablado de formular esta solicitud. Por varias razones. Una de ellas es porque los ciudadanos queremos y debemos saber cómo asignan los recursos económicos nuestros representantes y, por ende, qué cantidades reciben por el desempeño de las funciones públicas que realizan.  No es lo más importante, pero tiene su importancia. Ante esta tesitura a favor de la transparencia sospechamos que, como hace nuestro alcalde, no pocos políticos tratan de una manera u otra de ocultar a la ciudadanía, como poco, algunas de las cantidades de dinero público que ingresan a lo largo del año.

Disfrutar de un sueldo digno y justo, acorde a la situación social y económica del municipio es un derecho que deben tener los que se dedican, desde las instituciones públicas, a servir noble y eficazmente a los ciudadanos.  Nada más ni nada menos.  Por eso cuanta más información se proporcione y más transparente se sea, más justos y comprensivos podremos ser los ciudadanos al enjuiciar esas cantidades y el servicio que prestan.

Nuestro Alcalde, según consta en el Portal de Transparencia municipal, recibe 4.364’04€ en concepto de “retribución mensual bruta”. Dista mucho de ser, en nuestra opinión, la información que debería aparecer publicada. No especifica que, por ejemplo, esa cantidad, no lleva incluida las dos pagas extraordinarias (como a la mayoría de los trabajadores) y que, por lo tanto, en cómputo anual se eleva a 61.096’56€.  Para empezar, nosotros pensamos que está excesivamente bien pagado. Y más si tenemos en cuenta la situación económica de Chiclana y la deuda pública de casi 80 millones de euros.   Y aún más si lo comparamos, por ejemplo, con el salario y las responsabilidades de nuestra presidenta Susana Díaz, que recibe 65.090’88€ anuales de retribución bruta.  Sólo cuatro mil euros más que nuestro Alcalde por gobernar Andalucía.

Pero muchos intuimos que recibe más dinero público por el ejercicio de funciones públicas o como consecuencia de ello. Por eso en la petición de información le requerimos al Alcalde que nos diga si percibe cantidades de otras instituciones como la Diputación de Cádiz, la Junta de Andalucía, la Mancomunidad de la Bahía, por cualquier concepto.  Entre ellos también incluimos el complemento de antigüedad, los pagos efectuados con tarjetas bancarias (si es que las hay), los gastos de representación, … y las dietas.

Es cierto que en el Portal de Transparencia además de las retribuciones brutas mensuales se muestra lo gastado en viajes realizados.  Por ejemplo, según el Portal el Alcalde, siempre acompañado, sólo ha hecho tres viajes oficiales en 2017: Uno a Gibraltar (en coche oficial), otro a Madrid (FITUR) y otro a Assilah (Marruecos). Los gastos del segundo y el tercero (2.528€ y 968€, respectivamente) vienen ofrecidos como una cantidad global que, tal como hemos solicitado, debería estar desglosada por persona y gasto concreto (desplazamiento, alojamiento, …).

No entendemos por qué hay políticos que no les gusta que se hable de este tema, pero esperamos que comprendan que el único camino para no hacerlo es la transparencia.  Si los políticos persisten en la actitud oscurantista, en negar o dilatar la información, … lo único que van a conseguir es alimentar la curiosidad y el morbo.  Nosotros, la Asociación por un IBI Real, estamos interesados en obtener una información que es pública, que nos pertenece como ciudadanos, y tan solo reclamamos el derecho a ser informados de la utilización de los ingresos públicos, especialmente en materia de gastos de personal.

Comparte esta noticia enShare on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Escribe un comentario