Nota informativa para Diario de Cádiz – 30 de abril

“PUEBLO POBRE, Y ALCALDE RICO”.

La Asociación Iniciativa Social por una Chiclana y un IBI real pide a los “socialistas” el cese del alcalde Román Guerrero, y en su lugar nombren a otra persona más loable, decente, y capacitada para llevar adelante Chiclana.

Las mentiras políticas de Román llevan a que sea en prensa, medios nacionales, el conocimiento de su morosidad ante las varias requisitorias del Ministerio de Hacienda, y que decía sin pudor no haber recibido, claro ejemplo de la falta de seriedad política que le han convertido en un alcalde bien pagado y dejar el nombre de Chiclana tirado por los suelos por su morosidad. Excepción hecha de sus 4.364,05 euros por 14 pagas que se cobra “puntualmente”, no así los proveedores del Ayuntamiento que tienen que hacer equilibrios para no cerrar sus empresas, porque Román, no paga, lo dice el Sr. Montoro, y le creemos, pruebas tenemos de sobra de como maneja el cotarro municipal como si fuese su cortijo, que a la oposición la ningunea y a los ciudadanos les sube los impuestos.

Desde la asociación,  hemos reiterado  en innumerables ocasiones, unas veces, en las  reuniones de las Mesas Marcos presupuestarias, otras en encuentros con técnicos, y las más de las veces mediante escritos de alegaciones y reclamaciones cursados en todos los presupuestos municipales desde el año 2013, planteando de manifiesto y alzando nuestro voz, tanto sobre la situación económica como del nivel de endeudamiento, o de los grado de incumplimientos en los planes de ajustes, así como,  evidenciando el desprecio que hacia las disposiciones legales vigentes viene haciendo gala Román  desde que toma la alcaldía en nuestro Ayuntamiento.

Tirando de hemeroteca, escribía en los medios de comunicación en los meses de marzo y abril del 2013 José María Román en un Tribuna Libre, y nos decía a los chiclaneros, que teníamos por entonces un “Ayuntamiento  más rico, pueblo más pobre”; “que los impuestos por ingresos se cumplían al 100%”, “que las familias se estaban quedando bajo mínimos y la preocupación del gobierno municipal son las cuentas públicas, el ahorro e ingresar más”, pero que, “cada vez les resulta más difícil a muchas familias pagar cualquier cosa, y en ello van incluidos los impuestos”. Y se preguntaba ¿para qué están los ayuntamientos?, a lo que seguidamente se auto contestaba, “pues simplificando, son entes públicos para la prestación de servicios a sus vecinos, para ayudarles a que la vida sea más fácil y agradable para todos, para ser más felices y ahora no lo somos”. “Vamos camino de obtener unas cuentas muy saneadas, con superávit, pero rodeados de personas y familias pobres de solemnidad”. ¿tiene lógica?

José María Román “moroso institucional”. Presume como alcalde de “pueblo pobre”, y él se convierte en “alcalde rico”.

Han pasado 5 años, y Román ahora okupa el sillón de la alcaldía, por arte de birlibirloque y Chiclana no está mucho mejor que antes, bueno él si ha progresado en su economía familiar, la ha reactivado, como le gusta decir, “he pasado de ser un pobre antaño, pero gracias a mi nuevo empleo de alcalde hoy soy hombre rico”. Para que la ciudadanía lo entienda, de estar con un sueldo humilde de maestro escuela, a pasar a tener una nómina como alcalde del pueblo. Sabemos que está muy orgulloso de ser el quinto alcalde de toda España que más gana, y que su ambición es llegar a ser el primero de España, por lo que nos tememos, que de nuevo se subirá el sueldo en la próxima modificación presupuestaria que se efectúe este año.

Antiguamente se decía: “ganas menos que un maestro escuela”, hoy Román ya no lo dice, pues con el sueldo que se puso hace tres años de 4.364,05 euros por 14 pagas, nos cuesta 61.096,56 euros al año a los chiclaneros (727.310,90 pesetas/mes como a él le gusta decir,  o sea, 10.182.352,60 pesetas al año), ya la vida le es más agradable y hasta sonríe, pero los vecinos del pueblo siguen siendo más pobre, en eso si lleva razón, pasa del tema y nada hace para mejorar la vida de muchas familias que lo están pasando muy mal.

Chiclana, continúa con una alta tasa de paro, con personas en situación de pobreza extrema y en exclusión social, viviendo de la caridad. El drama que se vive en muchos hogares de Chiclana y que se ven obligados todavía hoy a acudir al Banco de Alimentos, Cruz Roja, Cáritas, etc. sigue siendo el mismo que hace 5 años, nada ha cambiado con el cambio en la alcaldía como la ciudadanía esperaba. Bueno si, seguimos teniendo un pueblo pobre como Román decía, pero hemos cambiado en algo, y es que tenemos un alcalde rico, o menos pobre, como a él también le gustaba alardear.

Desde ésta entidad social hacemos un llamamiento “a los socialistas auténticos”, para promover el cese y renovación de cambio en la alcaldía por el bien de Chiclana. Evidenciamos, que de mantener a Román en la alcaldía más tiempo, la situación económica en nuestro Ayuntamiento será más calamitosa dentro de un año con más deudas, más gastos, más aumento de impuestos a los vecinos, más población desempleada, aumento de la pobreza, más cierre de locales comerciales, etc., en definitiva, llevar a la ruina a más del 55% de las familias chiclaneras.

Urge pues un cambio en la alcaldía, una persona con valores, leal, que sepa escuchar a los vecinos, con talante y talento, postulados de los que Román carece al mofarse de la democracia, como así, hemos podido confirmar durante estos tres años, al esquivar Román a los ciudadanos y a las instituciones.

Comparte esta noticia enShare on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Un comentario

  1. PEPELO 30 abril, 2018 a las 23:38

    Con dos cojones si señor, se puede decir más alto pero no más claro. Tiene ahora el partido socialista en su manos el cambiar de rumbo nuestro Ayuntamiento poniendo al frente a un socialista de verdad y quitar al socialisto de Roman.
    Chiclana va mal y eso lo ve hasta un ciego.

    Responder

Escribe un comentario